lunes, 28 de noviembre de 2011

Trevijano y la trialera de Valdecaldes

Tras las útlimas semanas buscando ver los colores del otoño, en esta ocasión ya dejamos de lado los bosques para buscar rutas más soleadas y secas, siendo el camero viejo un lugar propicio para ello. Cada zona tiene su época perfecta para disfrutarla, y sin duda el camero viejo hay que disfrutarlo en invierno y primavera.

Salimos desde la carretera del Leza pasado Ribafrecha, remontándola para calentar antes de coger la pista que sube desde en frente de pueblo de Leza hacia el mallo. Subida habitual, sin barro se hace bastante llevadera hasta su tramo final, el cual como muchos sabéis es una pared considerable... pero no sufráis, hoy no toca matarse, justo al enfilar la rampa, nos desviamos por una senda que ladea y nos evita ese sufrimiento.


Esta senda comienza en ligero descenso, entrando en un pinar, pero pronto gira siguiendo la ladera y comienza una subida muy bonita e intensa, con un par de pasos imposibles, pero el resto muy divertido y vistoso.


La senda está algo sucia, por lo que es recomendable ir de largo, pero aún así merece la pena. Tras el tramo de subida llegamos a unas praderas donde la senda es difusa pero hay que continuar sin perder altura y en poco rato llegaremos a juntarnos con la senda de la muela, justo donde acaban las terrazas y pone dirección Trevijano.


La zona es muy espectacular con las peñas del Leza de fondo, y la senda ahora es pedregosa y rápida, con algún paso dificilillo pero nada imposible, dejándonos en poco rato junto a Trevijano. Tras la obligatoria parada y la visita de la plaza, salimos por la pista dirección Luezas, pero tras pasar el barranco y varios giros más, nos desviaremos a buscar una senda de motos que no conocíamos y que prometía ser una buena prueba. Encontramos la senda que baja recta por una ladera aterrazada, disfrutando de unos toboganes adictivos que nos dejan en la zona de Valdelcaldes.


Aquí la senda ya se hace llana y continua dirección Soto bordeando la ladera, permitiéndonos disfrutar de grandes vistas del cañón y del camero viejo.


Vamos bordeando la valla del recientemente plantado "campo de trufas", disfrutando de una senda divertida y muy bonita en esta época.


Tras cruzar la loma, la senda cae en picado hacia Soto, siendo el primer tramo bastante dificil y trialero en algunos puntos, dejando después paso a una zona más rápida y sencilla.


La senda nos deja en el mismo pueblo de Soto, desde donde regresaremos al inicio por el camino del mirador del cañón y la carretera.


Track. Ruta de dificultad media y alta en las sendas de la muela y de valdecaldes.

Nos vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada