Entrada destacada

Fines de semana de MTB en Cameros

El otoño ya está aquí y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Durante los fines...

sábado, 27 de octubre de 2012

Gota fría por las sendas de Cameros

Este último fin de semana los efectos de la gota fría se hicieron sentir en media España, sobre todo en el pirineo oscense, dónde la cantidad de agua recogida especialmente en el valle del Aragón ha sido espectacular, con cantidades superiores a los 350 l/m2 en dos días (todo lo que llueve en Logroño en un año entero). Esto provocó riadas históricas, inundaciones y destrozos que por suerte sólo fueron materiales, y también por suerte fueron reducidas las riadas por los embalses que en esta época están vacíos, el mejor ejemplo es el embalse de Yesa, que recogió en ese fin de semana más agua que la que cabe en todos los embalses riojanos juntos...

Mientras esto ocurría en huesca, en La Rioja también llovía, pero de forma mucho más normal y más sana para nuestros montes. Cayeron entre 20 y 50 l de agua por m2 en todo el fin de semana, cantidades muy buenas para empapar bien todo sin dar problemas...


Sabíamos que las probabilidades de lluvia eran muy altas, pero aun así nos animamos Diego y yo a salir a rodar por cameros, y comenzamos subiendo por la carretera de Pinillos. La humedad de las lluvias recientes rebosa por toda la sierra.


La ruta planteada era la ya clásica del horquín con regreso por la vía romana, aunque había variantes por si la meteo se ponía en contra. Y antes de llegar a Pinillos ya estaba lloviendo, así que dejamos la subida por senda y por el plan B tomamos una pista que remonta junto al barranco de Rioseco, ya con una lluvia notable que resuena en las hojas.


La pista tiene un buen firme para aguantar la lluvia, lo que nos permite subir tranquilos y sin problemas de barro, disfrutando del ambiente saturado tan distinto de lo que hemos pasado los meses de verano.


Llegamos a un cruce y decidimos acortar la ruta y dejar el horquín para otro día, poniendo rumbo a Gallinero. Pronto estaremos en un collado desde el que bajaremos al pueblo, pero lo haremos por el precioso GR, el cual va colgado sobre el barranco del arroyo de gallinero.


Bonito tramo de senda para empezar a tomar contacto con las piedras y praderas mojadas, nos deja en el mismo pueblo, con olor al humo de las chimeneas y ambiente invernal.


Todavía queda lo mejor, continuaremos por el GR dirección Villanueva, y tras cruzar el barranco seguiremos en suave ascenso hacia un collado que nos separa del arrollo de Renarias. con un último paso de subida en roca que resultó imposible...


En el collado si que paramos a comer algo, el lugar es bonito y domina el barranco, que con este ambiente parece un lugar perdido de una selva tropical...


Desde aquí comienza una divertida bajada con algunas curvas cerradas y una senda muy bonita que nos baja hacia el barranco.


Y al llegar abajo, el hayedo nos recibe chorreando agua, lo que hace destacar más el aun verde de sus hojas.


Precioso tramo de senda junto al barranco, de nuevo oyendo las gotas de agua caer desde las hojas para recordarnos que está lloviendo, algo que hace rato que ya no nos importa.


Nos plantamos en Villanueva tras haber disfrutado de estos kilómetros de espectáculo natural, sabiendo que lo que nos queda es también un placer de senda, la vía romana. Vamos hacia Pradillo cuando en un repecho muy duro Diego va tan fuerte que raja la cubierta delantera con una afilada piedra... que mala suerte, una cubierta casi nueva de 2.4" de ancho, protección especial anticortes y más de 800 gr... Gajes del oficio, le ponemos cámara y a seguir.


Desde Pradillo nos queda una subida muy bonita y divertida con lluvia para ver si pasas sin poner el pie, y una par de bajadas rápidas dónde poner a prueba el control en mojado, todo ello con la obligatoria parada en el mirador de peñas malas.

Cara de felicidad tras 3 horas danzando bajo la lluvia.

Yo aquí tenía ventaja que ya había hecho esta senda lloviendo en primavera y sabía que se podía bajar fuerte, así que me anoté una victoria sobre Diego, jeje. Aunque igual que aquel día, la cámara de fotos dijo basta con tanta agua, lo malo es que esta vez no ha resucitado... RIP mi querida Sony, más de 6.000 fotos hechas con ella en cientos de rutas, ya estaba mayor y se le veía venir el final, algunas de sus mejores fotos están en la selección que hice como resumen del año pasado... veremos que tal va la sustituta, ya tengo ganas de estrenarla.

Y volviendo a la ruta, poco más que decir, un acierto total haber salido a pesar de la lluvia, más de 3 horas con 10 km de sendas y ningún problema de barro, todo en un ambiente que con lluvia fue tan divertido y bonito como sin ella... luego lavar la ropa no fue tan divertido ;)

Track. Duración 3-4 horas. Dificultad técnica media. Buena en cualquier época.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Inauguración Espacio BTT del Alto Gállego (Pirineos)

Para completar la visita a huesca del finde anterior, nos apuntamos a la kedada de inauguración del Espacio BTT del Alto Gállego (www.bttpirineosaltogallego.com), un centro BTT en que han señalizado rutas para todos los niveles y estilos, distribuidas por toda la comarca del Alto Gállego, que comprende el valle de Tena y sus alrededores, desde Sabiñánigo hasta Sallent y Panticosa. Es por lo tanto una zona de paisajes espectaculares y también de sendas infinitas...


Nosotros ya conocíamos un poco la zona alta de nuestra visita a principio de verano (rutas de ibones del valle de Tena).

Subiendo al collado Pazino en Junio, una de las rutas del Espacio BTT.
En esta ocasión, optamos por una ruta de media montaña saliendo de Yebra de Basa, que era uno de los puntos de salida de la kedada oficial. Allí nos presentamos muy pocos, creo que debido a la poca publicidad que se le dio al evento, que era gratuito, con comida, actividades y remontes todo el fin de semana. Allí estábamos unos 10 bikers guiados por un "local", que en este caso era un francés afincado en Sabiñánigo (un saludo a Yan). La ruta comienza con una larga subida por pista, en la que Óscar y yo perdemos la cuerda del grupo...


Tras hora y pico de subida y casi 700 m de desnivel, aparece entre los pastos el objetivo del día: La Ermita de Santa Orosia, lugar perfecto para una parada.


Desde aquí parten difetrentes posibles bajadas, y realmente la que más nos apetecía era la llamada "ruta de las ermitas", pero decidimos seguir con el grupo y esa la apuntamos en pendientes ya que tiene una pinta espectacular, en primavera espero poder hacerla.


Desde Santa Orosia, continuamos la ruta por una zona de pastos con algunas lomas que siguen ganando altura, hasta llegar al borde del "acantilado", dónde nos reagrupamos para preparar la bajada.


Las vistas son muy buenas a todo el valle, que queda muy abajo...

Sabiñánigo visto desde el alto.
Parece dificil que vayamos a poder bajar por esta pared, pero una senda estrecha y retorcida se abre paso entre las rocas y arbustos.


Este primer tramo es técnico y algo expuesto, pero la senda pronto se hace más sencilla y desciende rápidamente, como rápido se puede ir por ella.


Curvas y más curvas de todo tipo nos esperan, pero sin gran dificultad, la que le des con la velocidad...



Aparecemos en el pueblo de Isún, desde dónde regresaremos al inicio por lo que pensábamos era un tramo "llano" y fácil, pero que resultó mucho más divertido que eso.


Tras un poco de pisteo tomamos un tramo de senda divertido, y después otra senda que cruza un barranco y nos obliga a empujar un tramo, para disfrutar de otro de bajada...


La senda termina internándose en uno de estos pequeños barrancos de tierra gris tan erosionados y que son vistosos, ya muy cerca de acabar la ruta.


Al final han sido 4 horas de ruta muy completa, calificada como "muy dificil" por el centro BTT pero que realmente no lo es tanto. Todos los datos de la ruta están en la web de la organización: http://bttpirineosaltogallego.com/es/ficha/ruta13

Un saludo para todos los compañeros aquel día, seguro que volveremos.

domingo, 21 de octubre de 2012

El Ocho de Ibirque (Guara)

Nos gustó tanto la zona de Guara, que el sábado siguiente allí estábamos otra vez subidos en la bici...

Reflejo. Foto de Óscar.
En esta ocasión la ruta fue una recomendación de Lorenzo, se trata de la conocida como "el ocho de Ibirque", en la que básicamente realizamos una ruta en forma de 8 con el punto central en el abandonado pueblo de Ibirque, situado a más de 1.300 m de altura en la sierra de Belarra, dentro del parque natural de Guara.

Llegando a las ruinas de Ibirque, dónde sobresale la silueta de la iglesia. Foto de Óscar.
La ruta la iniciamos en Gésera, dónde al inicio tendremos problemas con el barro arcilloso que hay en los primeros tramos de caminos, pero que por suerte pronto acaban, siendo la primera subida del día principalmente por carretera hasta el puerto de Cuello Bail. El día amanece nublado con algo de niebla en las cumbres debido a las tormentas de los días anteriores.


Subimos poco a poco y al llegar al puerto... hay que seguir subiendo, ahora por una pista, el único acceso para vehículos a Ibirque.


Al llegar cerca del pueblo las nieblas ya se han despejado y el día está perfecto para la bici. La silueta de Ibirque se ve de lejos, llegando al pueblo por senda y praderas.


Parada obligatoria en la solana de la iglesia, que aguanta medio en pie. El lugar me recuerda a los pueblos abandonados del camero viejo, la sensación de soledad y paz es la misma, dan ganas de quedarse allí mucho tiempo...

Meditando en Ibirque. Foto de Óscar.
Tras recuperar fuerzas y prepararnos para la bajada, cogemos la senda que nos debe llevar a Nocito. Y comienza fuerte, con zetas y escalones "Guara estail"...


La lucha está servida, vamos bajando peleando cada paso, con varios que se nos resisten por su muy alta dificultad, mientras nos vamos metiendo en un barranco muy bonito.


En la zona junto al barranco algunos pasos son realmente imposibles, pero también hay tramos sencillos y un par de losas gigantes muy típicas de esta zona.


La senda es larga, y la dificultad es bastante mantenida hasta llegar a un barranco y superar una subida corta, llegando a una zona de praderas con vista al tozal de guara.


La dificultad aquí baja, permitiendo coger velocidad en una sucesión de losas, escalones fáciles y algunos giros que disfrutamos como si fueran sencillos.

Esta es la parte fácil. Foto de Óscar.
Bajamos muy rápidos con Nocito ya a la vista y sucediéndose las losas de "roca madre".


La bajada ha sido tremenda, muy completa y de dificultad muy alta, llevándonos más de una intensa hora, por lo que ahora toca descansar algo y reponer fuerzas. Comemos lo que llevamos y con algo de pereza, cogemos la carretera que nos volverá a subir a Cuello Bail, pero por la vertiente contraria.

Buenas vistas al Tozal y al valle de Nocito.
Nos tomamos la subida con calma, y tras llegar al puerto, volveremos a coger la pista de Ibirque, la misma por la que unas horas antes habíamos pasado. En esta ocasión nos acordamos de visitar el dolmen que hay a  unos metros de la pista y que en nuestra primera subida no habíamos visto.


Se nota que el día es ya bastante corto, las luces son de tarde aunque no lo sea demasiado...


Continuamos la pista hacia Ibirque, y cuando ya lo vemos entre los árboles, nos desviamos por un GR en dirección opuesta al pueblo, es decir, en dirección a Gésera.


La senda nos obligará a empujar unos minutos la bici hasta un collado, desde dónde nos espera una larga bajada hasta nuestro punto de partida.


Esta bajada es bastante rápida, con pocos pasos muy complicados y con algo de piedra suelta, permitiendo coger ritmo, aunque sin descanso.


De nuevo aparecen las típicas grandes losas de guara...


Y la cresta formada por esta losa nos sirve para un bonito contraluz, perfecto final para este gran ocho.

Fin de fiesta. Foto de Óscar.

jueves, 18 de octubre de 2012

Un año después, volvemos a La Raca.

Después de rodar el sábado por Guara con Lorenzo y Emilio, el domingo teníamos claro que queríamos hacer: repetir la bajada de La Raca (también conocida como el Ruso), sendero que nos enseñaron los mismos Lorenzo y Emilio hace ahora un año: un bajadón de 1000 m de desnivel desde el pico de La Raca hasta Canfranc Estación.

Bajadón. Foto de Ósacar.
Saldremos desde la estación de Astún y subimos por pista hasta el pico, en un día fresco muy bueno para rodar.

Foto de Óscar.
En una hora de subida llegamos al pico, y allí arriba a más de 2000 m hacía frío, así que nos ponemos las protecciones y p'abajo!

Un primer tramo empinado nos calienta los brazos.
Comienza la senda estrecha y llena de zetas, eso sí, con vistas. Foto de Óscar.
Marcando los pasos de la senda. Foto(s) de Óscar.
Tras unas cuantas zetas, ya vamos cogiendo el punto a las curvas cerradas, pivotando sobre la rueda delantera tal y como aprendimos aquí mismo hace un año.

Girando. Foto de Óscar.
La bajada es muuuy larga y da para mucho, un lujo.


Una de esas sendas que no importa repetir, y una buena forma de ver nuestro progreso de un año a esta parte, aunque la dichosa escalera se me resistió otra vez...

Yo me bajo de la bici como quiero XD.
Repetiremos seguro, todavía hay mucho que mejorar.