jueves, 25 de agosto de 2011

El Cañón del Leza y las fuentes del Restauro

En estos días de caluroso verano, las mejores rutas son las que incluyen agua, y es que siempre hay que aprovechar lo mejor de cada época. Como la bici me dijeron que no es recomendable meterla al agua la ruta de hoy toca a pie, bueno, también a nado.

Salimos del pueblo de Leza junto al río del mismo nombre, para sin más preámbulos meternos por el cauce y remontarlo, entrando por el espectacular angosto. Primera poza y primer baño para superarla. El agua en esta zona y en pleno agosto no está fría y se supera sin problemas en bañador.


Seguimos por el río superando las enormes rocas que en esta parte se acumulan entre las estrechas y verticales paredes de caliza.


Tras un tramo corto el río se abre y se avanza más rápido.


Otra poza buena y pronto salimos a la senda que va paralela al río y que nos deja caminar sin problemas, en este caso disfrutando del paseo.


Tras cruzar un puente fácil pero que por la altura da algo de impresión, seguimos por la senda (con algún paso complicado por los desprendimientos), y pronto llegamos a la presilla en la que se recoge el agua para el pueblo de Ribafrecha. A partir de aquí, la senda es menos evidente y tiene algún tramo sucio, pero el trayecto se disfruta más porque entramos en la zona más cerrada y espectacular del cañón.



Avanzamos todo el tramo posible sin meternos al río, pero llegamos a una poza en la que sería complicado no meterse. Así que ¡al agua patos!



Este tramo antes de llegar a las fuentes es espectacular, se suceden las pozas de agua azul rodeadas de paredes de piedra y profundidad considerable. Si no te quieres complicar mucho escalando al menos hay que nadar 3 o 4 pozas, y digo nadar porque son profundas y no se hace pie. La verdad es que en días de calor no da mucha impresión meterse al agua durante unos minutos, y con estas preciosas pozas no hay que pensarselo, te lo están pidiendo!


Finalmente llegamos a las buscadas fuentes del restauro, donde el río resurge de la tierra tras un tramo de varios kilómetros escondido por las entrañas del cañón. Lugar mágico y de leyenda, la que cuenta que las fuentes las abrió el caballo de santiago en su huida de la batalla de clavijo... un lugar que merece la pena conocer.

Tras la ida, el regreso por el mismo camino, volviendo a disfrutar de las pozas y las aguas azules, hasta que se puso a tronar y a llover, lo que nos hizo acelerar el ritmo y volver lo antes posible.

Todas las fotos de la ruta: https://picasaweb.google.com/103281443251627272465/CanonDelLeza02#slideshow/5643791427352021794


Nos vemos.
.

2 comentarios:

  1. Buena "piscina" para estos calores.La verdad es que Las Fuentes del Restauro es uno de esos sitios escondidos que impresionan,será por el entorno, por el agua surgiendo de la roca o por sus aguas de color azul,sobre todo si vienes del seco caos de piedras bajo los farallones del Cañón desde Soto.Me lo apunto para llevar a mi familia un dia de estos.Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas Chebaca, es buena excursión para hacer con niños, aunque hace falta nadar. Eso si, ahora en verano creo que no merece la pena bajar desde soto, el río sin agua aunque bonito no es lo mismo... por eso yo prefiero subir desde leza a las fuentes. Lo que tiene que ser realmente bueno es hacerlo en primavera con bien de agua... pero con neoprenos!

    Saludos.

    ResponderEliminar