jueves, 10 de abril de 2014

Moonlight Track: Entrando en los alpes neozenlandeses

Una de las rutas que más me habían recomendado hacer en Queenstown es la conocida como "Moonlight Track", ruta que nos lleva rodeando el pico Ben Lomond y cuyo mejor exponente es una senda colgada sobre el cañón del río Shotover:

Sendero de infarto: por las vistas y por las rampas.
Hoy me acompaña en esta ruta Dylan, un Australiano con el que coincidí en la carrera de enduro y que también tenía ganas de rodar esta senda, nada une más que una afición-adicción común, no será la última ruta juntos :)


Comenzamos rodando desde Queenstown por la carretera hacia Arthurs Point, bonita zona dónde destacan los bosques de frondosas autóctonas con un verde característico.


La ruta de verdad empezaba una vez dejamos atrás las últimas casas de Arthurs Point y comenzamos una senda estrecha y selvática en un ambiente que empieza a ponerse otoñal, aunque no reconozco estos árboles!



El bosque va desapareciendo y nos abrimos paso hacia las praderas características de este país de tradición ovejera, ¿será por eso que me recuerda a las viniegras?


El barranco se va estrechando y desde esta posición privilegiada podemos ver cómo en la otra ladera la gente se tira al vacío en uno de los más populares saltos de "puenting" aquí:

Una mota verde en medio de las paredes de roca es uno de los saltadores.
Nuestra senda continúa con tramos duros alternados con descansos mientras el barranco se hunde a nuestros pies, con un fondo de montañas infinitas.


Por fin nos toca disfrutar de una bajada! Dylan la coge con ganas y le dejo irse para sacar esta panorámica:


No dura mucho la alegría, a cada bajada le seguía una subida para dejarse los riñones, ufff!!


Es inevitable empujar algunos tramos cortos, pero nos recompensa con otro tramo más largo de bajada con tramos rocosos muy divertidos y otros rápidos, dejándonos en la cara norte de la montaña.


Aquí haremos una parada técnica para ajustar el cambio de Dylan que se ha aflojado entre tanto traqueteo, no nos viene mal esta parada para recuperar y comentar la jugada.


Para nuestro pesar la senda se acaba y comenzamos una serie de sube-bajas duros por una pista.


Ya llevamos varias horas de bici y hay ganas de comer y descansar. En cuanto encontramos un bonito lugar a la orilla de un arroyo tenemos claro que es nuestro momento.


Si antes decía que las praderas me recordaban a las viniegras, aquí este lugar escarpado junto al río me recordó a Anguiano y el barranco del ragatillo... ¿será que me tira mucho la tierra? :D


Tras dar buena cuenta de la comida continuamos la ruta, encontrándonos con otra serie de rampas muy duras por la pista hasta que finalmente se decide a bajar hacia nuestro siguiente objetivo: el Moke Lake.

Entrando al valle con característico relieve glaciar.

Llegando al Moke Lake.
El Moke Lake es un "pequeño" lago (pequeño sólo comparado con lo que hay por aquí). Vamos a rodearlo por una senda sin mucha dificultad que nos dejará admirar la montaña y el lago.


Y ahora el siguiente objetivo es... otro lago: el Dispute, que se encuentra al otro lado de un estrecho valle por el que se interna nuestra senda.


La divertida senda se convierte en una pista rota que baja muy fuerte  hasta dejarnos en el lago, que por supuesto también tendremos que rodear en busca de nuestro siguiente objetivo.


¿Cual es nuestro siguiente objetivo? Otro lago, "EL" lago. Tras buscar sin éxito una senda que aparece en los mapas y nos habían recomendado, nos damos por vencidos y desistimos para bajar por la senda más normal, pero en esta si encontramos una alternativa nueva muy divertida, tanto que no paramos y no hay fotos, jeje. De lo que si hay fotos es del baño que nos pegamos al llegar al wakatipu.


Está bien frío pero nos sentó genial y nos dejó las piernas listas para continuar, y es que todavía teníamos una buena tanda de sendas para volver a casa, estas las ya conocidas de Seven Mile, y algo de carretera después. Al final llegamos al inicio tras más de 7 horas de disfrute alpino-bicicletil, podemos decir que la fama de la ruta es bien merecida! ;)

12 comentarios:

  1. Espectacular recorrido Alberto.Como dices, recuerda a las 7 villas (salvando las distancias).
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que se nota el paisaje humanizado por la ganadería igual que en viniegras, y también el clima, que en lo que llevo aquí y por lo que me han dicho es muy similar también en esta zona concreta de Nueva Zelanda. La mayor diferencia es lo escarpado de las montañas y por supuesto los omnipresentes lagos de todos los tamaños. Habrá que seguir explorando para hacer más comparativa :D

      Un abrazo.
      ,

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Pablo! Un saludo para los Morellanos, a la vuelta a ver si nos vemos de nuevo :)

      Eliminar
  3. La verdad es que me hace ilusión que te acuerdes de mi pueblo mientras estás disfrutando a tanta distancia de él. Mi primo también estuvo por allí pero volando en parapente. ¡A ver cuando va alguien y me cuenta que hacer con niños! Es broma, una vez más, mucha envidia. Sigue así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que me acuerdo de La Rioja, y Anguiano siempre está entre mis sitios favoritos!! Espero que todo vaya bien, a la vuelta hablamos, un abrazo!

      Eliminar
  4. Nada mas comenzar a leer esta entrada y ver las primeras fotos digo....ostras, la Cabeza del Santo, la Muela, las Puertas y al fondo Urvión.....pero algo me vuelve a la realidad...¡¡recapacita!!, que este está todavía en las antípodas. ;)
    Salud2 ..............El Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me alegra ver que no soy el único que ve las similutudes, lo bueno es que me siento como en casa :) Un saludo Javi, nos vemos a la vuelta y a ser posible por esas viniegras dando pedales!

      Eliminar
  5. Gracias Alberto por compartirlo!

    estoy disfrutando de tu viaje, no quiero imaginar como lo estarás viviendo tú

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias JF! El viaje está yendo genial, esto es un paraíso para la bici :) A ver si a la vuelta por fin coincidimos sobre la bici y comentamos más, un saludo para todos los roteros!

      Eliminar
  6. Lo tuyo con las Viniegras es para hacértelo mirar XD
    Ahora en serio, continúas suministrándonos tu dosis de envidia pero cada vez aumentas más la dosis. Nos has vuelto envidiómanos.
    Sigue disfrutando y exprimiendo esta aventura. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo reconozco, tengo un poco de obsesión con las Viniegras!! jajaja, ¿es muy grave, doctor? ;) Espero seguir aumentando la dosis el mes que me queda aquí, todavía no os desenganchéis :D

      Eliminar