domingo, 18 de septiembre de 2011

Enterramientos y Palomares

Turística ruta la de este domingo, visitando varios puntos de interés de la historia antigua de nuestra región, y en concreto de la zona de Nalda.

Comenzamos la ruta subiendo a Clavijo, a donde llegamos acompañados de Raul "Desorientado" y un compañero, sufriendo juntos la zona dua de clavijo. Desde allí, continuamos hacia la hoya por la pista habitual, en un día frío y húmedo como hacía tiempo no teníamos. La intención es hacer la senda de los "enterramientos", o de los dólmenes, o camino viejo de nalda a trevijano, o senda del monolito, o senda del fraile... cada uno que le llame como quiera. Para ello antes de llegar al cruce de caminos nos desviamos y cogemos la sendita de atajo por el pinar, muy bonita y bastante técnica:


Salimos a la pista y la seguimos para continuar a la siguiente senda de atajo... pero ya no hay senda de atajo, resulta que para hacer la saca de madera del pinar han metido grandes máquinas que han destrozado todo a su paso, y encima justo por donde iba la sendita... pero no sólo por ahí, todo el pinar está atravesado por múltiples zanjas que parecen grandes heridas llenas de restos y ramas...


No puedo evitar acordarme de que la misma situación se produjo la primavera pasada en el moncalvillo, y ya me empieza a mosquear que esto sea la norma a la hora de hacer las sacas de madera. Esto no es compatible con pedir conciencia medioambiental a la gente: recicla, no esucies el monte, no erosiones, prohibir las motos, las bicis campo a través... ¿para qué? Si luego se hacen estos destrozos con el permiso y la aprovación de los forestales... una vergüenza.

Continuamos la ruta y en este punto decidimos bajar por el pinar a buscar empalmar con la senda de los enterramientos, lo que tras "disfrutar" viendo las múltiples pasadas de la máquina y los restos de las podas por todo el pinar, salimos a la senda buscada, que por suerte no ha sido afectada.


Bajando la senda nos llevamos una sorpresa: ¡alguien está subiendo por la misma! Un máquina viene subiendo a buen ritmo por la senda, y le pillamos justo en la parte más dura y dificil. Allí nos quedamos a observar el espectáculo, y es que daba gusto ver como subia, ya me gustaría a mi... aquí le pille dándolo todo en la curva cerrada con gran pendiente, la cual para nuestra sorpresa superó montado. Un crack.


Y no sólo la curva, luego le vimos subir hacia el "fraile" por la zona más dificil y aunque con alguna parada, subió prácticmente todo montado. Lo dicho, una máquina. Tras esta exibición de fuerza, nosotros seguimos bajando la senda, que es más fácil y apto para domingueros...



Al salir a las pistas, seguimos dirección Nalda pero nos desviamos para ir hacia la Nevera y los palomares. Buen trabajo el de la restauración de la nevera, es de agradecer que se intente recuperar el patrimonio y se de a conocer, desde aquí un agradecimiento a la asociación PANAL por su trabajo.


Continuamos ahora a buscar las cuevas artificiales conocidas como "palomares", aunque no quiere decir que esa fuese su función.


La entrada está algo expuesta, lo que le da un toque de aventura.


En el interior destacan la gran cantidad de Columbarios, o nichos, que según la hipótesis que señalan en la web de PANAL, fueron realizados como simple decoración de lo que era una especie de monasterio o cenobio, por lo que no eran realmente Columbarios para almacenar los restos de los difuntos. La verdad es que si les pones a todos una velita, la cueva quedaría de lo más espiritual...



El lugar realmente es impresionante y las vistas desde sus "balcones" son privilegiadas...


Un sitio que merece la pena visitar, muy recomendable.

Track. Os ahorro la parte mala del pinar que nosotros nos comimos, ahora ya no se pueden hacer la senda de atajo y hay que hacerlo por la pista. Dificultad media. La visita a los palomares es a pié.

Nos vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada