No te lo pierdas:

Finde MTB 22-24 sep: Bosques de Cameros

El otoño ya se acerca y desde Biciorama  os invitamos a disfrutarlo con nosotros en los bosques y sendas de cameros: Para el fin ...

domingo, 26 de junio de 2011

Hayedos de Nieva: la mohosa y el GR

Ante la ola de calor que nos acechaba este fin de semana tenía claro que había que buscar una ruta veraniega, con mucho bosque y cortita. Y como hace tiempo que tenía ganas de hacer el tramo del GR entre Anguiano y Nieva me puse a mirar mapas a ver que podíamos hacer. Pronto lo tenía claro, la pista de la mohosa parecía ideal para un día de verano: subida muy larga y llevadera, y en todo momento discurriendo por bosques de hayas, algún tramo de robles y al final un tramo de pinos. Una vez cumbreada la sierra bajaríamos a buscar el GR y voveríamos a Nieva, volviendo a atravesar varios bosques de hayas y robles. La ruta pintaba muy bien, y muy bien salió.

Salimos de la carretera de Nieva y cogemos la pista que sube, pasando bajo la bonita peña Zapatero. Subida muy llevadera y fresca a pimera hora de la mañana.


Seguimos subiendo por la pista y nos desviamos para tomar el camino de la mohosa. Pronto entramos en el hayedo, que no abandonaremos en varios kiometros de suave, umbría y bonita subida. Ideal para el verano.




En la parte alta de la pista pasamos una zona más abierta donde está la transición del hayedo y el pinar.


La pista buena acaba en una fuente, desde la cual hicimos un tramo corto a través del pinar para juntarnos con otra pista que sube por este pinar. Esta pista la teníamos que haber cogido un poco más abajo, pero me arriegué a ver que tal pasábamos el pinar campo a través... pasar pasamos, pero la mayor parte desmontados... aunque algún tramo si nos pudimos montar.


Para la próxima iremos directamente por la pista, pero como es un tramito corto tampoco es un problema el hacerlo a través. En la pista ya en pleno pinar, la cosa se empina y el terreno no es bueno, así que toca tirar de molinillo y sufrir.


Tras este tramo duro, salimos al cumbreo de la sierra, con grandes vistas en todas las direcciones. Como hace un sol de justicia, no paramos arriba y continuamos bajando por una pista dirección Anguiano.


En un día con una radiación solar de más de 11 no vamos a parar al sol... el plan estaba claro: paramos en cuanto entremos en el hayedo. La pista que seguíamos pronto pasa un tramo de hayedo y ahí nos quedamos... fresquitos y disfrutando del entorno.


Nos preparamos para la bajada, que ya es lo único que queda, bajar. Y como no podía ser de otra forma, la bajada también es un su mayor parte por hayedos. Hoy nos vamos a hartar de hayas...


El primer tramo de bajada es una especie de pista antigua muy rota y algo sucia, con algún tronco caido y terreno malo pero ciclable, y termina en un bonito arrollo.


 Tras pasar el arrollo el camino se convierte en una senda cerrada que sale momentáneamente del hayedo y pronto se junta con el GR que viene de Anguiano.


Una vez que cogemos el GR ponemos dirección Nieva y a rodar... bajada no muy complicada y muy bonita, en gran parte por hayedo.


La parte media de la bajada es la única que tiene algún paso complicado, pero nada muy dificil, en general bajamos rápidos.


La parte final de la senda es ya en zona de robles y es facil y disfrutona, con terreno facil y curvas para dejarse ir...


La senda acaba saliendo a una pista por la que  nos dejamos caer rápidos y en unos minutos estamos en el punto de partida.

Ruta para disfrutar de los bosques y especialmente de los hayedos de Nieva, perfecta para el verano y seguro que también para el otoño.

Track. Ruta corta de unas 2 horas en movimiento, unas 3 con paradas (ritmo suave).

Nos vemos.

domingo, 19 de junio de 2011

Montenegro - Viniegra de Arriba - GR Montenegro

Este finde aprovechando que dan un tiempo más bien "fresco" nos acercamos de nuevo a la zona de las viniegras, ya que cuando empieze el calor de verdad no será una zona muy buena para rodar. La ruta que había pensado tenía como punto fuerte hacer la bajada del GR de Montenegro, una senda que aunque en general es "asequible" (no fácil), tiene una zona de piedra muy dificil, con pasos realmente complicados, y otra zona de praderas rápida donde puedes incluso hacer pequeños saltos, una bajada muy divertida. Y para completar la ruta tenía una "senda" pendiente desde hacía tiempo, la bajada a Viniegra de Arriba por la cresta que siguieron en la marcha de Hoyos de Iregua del año pasado.

Descar que fue un día en el que los ciervos debían estar revolucionados, porque vimos en 4 ocasiones ciervos en todos los momentos de la ruta. El primero sin salir del pueblo de Montenegro, ahí estaba campando a sus anchas junto a la carretera y el pueblo:


Nosotros vamos a lo nuestro, subida tranquila y llevadera a buscar el cumbreo de la sierra: El cabezo al fondo, que buenos recuerdos...


Para empalmar la pista con la de cumbreo hacemos un pequeño tramo campo a través, duro pero bonito:


Rodando por la pista de cumbreo, tercera vez que vemos ciervos (en la subida había visto también otro grupo), en esta ocasión están lejos, pero puedo pillarlos justo cruzando la cumbre del monte de enfrente... (pena de que la cámara no de para más...)


Seguimos nuestro camino por la pista de cumbreo, que también es cañada real, esta pista es totalmente imprescindible para todo biker riojano, las vistas son sensacionales en todas direcciones, siempre con el urbión presidiendo:


Cuando llegamos a la cumbre justo encima del puerto de montenegro, nos desviamos a la derecha por rodadas de todoterreno, bajando un buen tramo rápido por ellas. Poco a poco las huelleas van perdiéndose en las praderas, continuando la bajada campo a través por donde quieras... Oscar prefirió ir más abajo y yo más por la cresta...


El terreno aunque campo a través no es muy complicado, pero tampoco fácil, vamos bajando rápido entre las piedras... al llegar a un pequeño saliente de roca paramos para descansar y comprobar la ruta. Vemos viniegra abajo, y la cresta por la que vamos a seguir...


Tras otro tramo campo a través sin mucho problema, cogemos una cresta donde se empiezan a marcar sendas de vacas y se ve claro nuestro camino, pero también vemos que la cosa se complica...


Vamos pasando las pequeñas lomas siguiendo campo a través por una bonita pradera salpicada de flores y con bonitas vistas, todo el monte está espectacular, manteniendo el ambiente primaveral.


Cada vez vemos Viniegra más cerca, pero seguimos muy altos, la parte final de la bajada es tremendamente empinada. Tras este tramo tuvimos que parar porque no nos aguantaban los brazos, yo noté como me quedaba sin fuerza en los dedos para frenar...


Tras recuperar un poco continuamos la bajada hasta la estatua del Cristo que domina el pueblo y que se ve al fondo en la anterior foto. Otra parada para descansar los brazos, y tras ver que la bajada desde allí parace "ciclable", nos tiramos p'abajo un último tramo también muy empinado... buf!


Finalmente conseguimos salir al pueblo sanos y salvos, con la sensación de haber superado una bajada de órdago. Decir que los dos bajamos prácticamente todo montados, me parece que sólo dos pasos puntuales tuve que bajarme de la bici, aunque como decía si que paramos varias veces para descansar porque la bajada se hace dura para los brazos.

En viniegra paramos a coger agua y descansar un poco, y enseguida cogemos la carretera y nos ponemos a subir el puerto. Aunque el sol pegaba con ganas hacía un airecillo fresco que nos salvo de sufrir mucho, por lo que pudimos subir tranquilos y hablando sin el agobio que da el calor. Arriba en el puerto paramos a preparanos para la bajada y mientras aprovecho para hacer "patria": ¡esto es La Rioja!


Desde el mismo puerto sale la senda que baja a Montenegro y que está marcada como GR, aunque no sé cual es, creo que es la unión del GR riojano con el soriano...


Bajada en gran parte por praderas campo a través, a mitad de camino discurre por una senda excavada entre roca, bastante dificil y con dos o tres pasos realmente complicados (yo no los pasé). 



Justo al final de esta zona de roca volví a romper la patilla del cambio... ya no se si soy gafe o muy torpe!! Así que parada para cambiarla y a seguir pabajo. Tras esta zona de roca la senda sigue por praderas rápidas salteadas con pequeñas terrazas y bastante piedra, por lo que no puedes relajarte.

Destacar que los dos llegamos bastante cansados de brazos, ya que las dos bajadas son durillas y largas, con mucha piedra que te hace ir siempre tenso y al final se nota. Pero también son dos bajadas con su parte de reto y su parte divertida, y por supuesto con un paisaje espectacular.

Track. Recomendaciones: Mejor en primavera y días sin calor, bajadas con tramos dificiles y en general duras, pero 99,9% ciclables si te atreves. La bajada del GR de Montenegro imprescindible para todo bicisenderista o endurero riojano, la bajada a Viniegra sólo para aventureros.

Todas las fotos: https://docs.google.com/leaf?id=0B6jPBu1Ahop_Y2FjOTg1YzMtNjhkZS00ZDhhLWEwM2EtODVlNTFmZTRlYTJm&hl=es

Nos vemos.
.

viernes, 17 de junio de 2011

Cabecera del Río Valvanera

No sólo de bici vive mi espiritu  montañero, y es que hay sitios que no se pueden recorrer con la burra, pero que merece la pena verlos. Uno de estos sitios es el barranco del río Valvanera, que en su cabecera forma un precioso paisaje de saltos de agua, rocas tapizadas de musgo y un umbrío hayedo, lugar ideal para perderse en un caluroso día de primavera.

La ruta la hago con el maestro de los barrancos riojanos, Daniel Rábanos "danylarioja", un auténtico aventurero riojano que ha explorado muchos de los barrancos más cerrados y olvidados de nuestros montes. Os recomiendo la visita de su blog: www.danylarioja.es encontraréis grandes paraisos escondidos en nuestros ríos y barrancos, merece la pena perderse entre sus cientos de fotografías...

La ruta comenzó en el área recreativa de Valvanera, donde comenzamos a remotar el río dirección la pequeña presa que sirve para dar electricidad al monasterio:


Continuamos paralelos al río, desviándonos por el ramal que viene del Gomare, en una zona de hayedo con mucha humedad y musgo por todos lados:


Toda la ruta es campo a través, no hay sendas que seguir, pero Dani ya ha hecho la ruta y en todo momento sabe por que lado es mejor pasar y cuando hay que salir del río para pasar los saltos.


Cascadas, musgos, helechos y hayas...


Remontar el río es duro, pero también un espectáculo constante.





Aprovechando que llevamos botas de agua me permito el lujo de asomarme a las cascadas.


Tras salir a la pista que bordea toda la cabecera, seguimos más hacia arriba encontrando más rincones mágicos y sufriendo para conseguir avanzar (foto de Dany con un chimpanzé en acción).


Llegamos a un punto en el que ya decidimos volver, dany se lo sabe y considera que ya hemos hecho lo mejor, así que regresamos a la pista, por la cual bordearemos la montaña para bajar denuevo por un arrollo afluente del principal, pero que también tenía su encanto.


Bajamos rápidos por el hayedo, aunque sigue siendo intenso y nada fácil...


Pero te encuentras cosas como esta que bien merecen la pena: Tremenda haya con las raices vistas y cubiertas de musgo, merecería estar en los árboes singulares de La Rioja.


Una ruta intensa y para recordar, agradezco desde aquí a Dani por invitarme y guiarme por este rincón precioso, un placer compartir la experiencia.

Saludos.

Todas las fotos: https://picasaweb.google.com/albbike/CabeceraDelRioValvanera#slideshow/5618930912747869058

Fotos de Dany: http://www.danylarioja.es/album-1853930.html
.

sábado, 11 de junio de 2011

Los contrastes de la Rioja: Arnedo-La Hez-Arnedillo

De la ruta de ayer me quedó marcado el gran contraste de paisajes que tenemos en nuestra tierra, y especialmente en la rioja baja. La idea de la ruta era subir al cabimonteros (sierra de La Hez o también laez), y para ello parecía la idea más bonita el hacerlo por el hayedo de su cara norte, siguiendo el track del maratón de los Hayedos.

Salimos de Arnedo y vamos a Bergasa por carretera y pistas, siguiendo dirección oeste para buscar la subida. Alrededor de Bergasa la vegetación es la típica de los valles de Rioja: cultivos y especialmente viñedos.


Seguimos subiendo con calma por una buena pista hasta alcanzar las faldas de la sierra, donde ya empieza la vegetación de montaña, con un mix de especies muy variadas.


Continuamos por una zona de toboganes duros y con un terreno no muy rodador, bordeando la ladera en busca de la subida. Cada vez vemos más árboles, sobre todo robles, en una zona que nos recordaba al moncalvillo.


Tras bordear la ladera, llegamos a un pequeño valle desde el que cogemos la pista que sube directa hacia la cumbre. Subida dura y con mal firme, pero bonita gracias al hayedo.


En la subida vamos entrando cada vez más en el hayedo, y también vamos entrando en la niebla.


En la parte alta, el hayedo es muy húmedo y umbrío, y en nuestro caso la niebla también muy espesa. Un paraiso típico del clima atlántico.


Finalmente, salimos del hayedo a unas praderas, donde lo único que vemos es la espesa niebla. Los molinos de la sierra se dejan oir, pero no ver.


Vamos cumbreando por la pista principal, despacio porque la niebla no deja ver más que unos pocos metros. Pero no paramos, que hace un frío húmedo que nos deja helados (la temperatura rondaba los 8 grados).

Seguimos la pista de la cumbre hasta desviarnos por una pista que baja dirección valle del cidacos. Para bajar al valle, tenía un track que no recordaba de donde había sacado, pero que por una senda bajaba a Arnedillo. Vamos a probar a ver que tal... nos salimos de la pista por otra peor y de esta salimos campo a través a buscar la senda.


El paisaje en esta zona es totalmente distinto a lo que habíamos visto en la subida. Aquí el terreno es seco, árido y de monte bajo, típico ambiente de matorral mediterráneo.


La senda es estrecha y llena de piedra suelta, salpicada de pasos de roca y escalones. Se puede bajar pero te tiene que gustar el reto.


Bajamos siempre con vistas a Arnedillo, y el terreno no da respiro, piedras y más piedras.


Entramos a una zona de giros de 180 grados muy complicados, salpicada de escalones de roca y aderezada con piedra suelta... y al fondo siempre vemos por donde sigue el camino, hecho a conciencia mediante muros de piedra.


El paisaje no cambia, ambiente mediterráneo y olor a romero.


La senda continúa hasta el mismo pueblo de Arnedillo, entrando por una zona con bancales y olivos donde la senda da un respiro y se hace más fácil.


Desde Arnedillo cogemos la vía verde y dejándonos caer tranquilamente regresamos a Arnedo.

Como se ve en las fotos una ruta de grandes contrastes y diferentes paisajes, donde en pocos kilómetros pasamos de un frondoso y húmedo hayedo a una ladera de seco matorral mediterráneo. Esto es la sierra de La Hez, y así es nuestra tierra.

Track. Destacar que la senda de bajada es muy técnica, bajable casi al 100% pero si te gusta arriesgar y dominas. Recomendable sólo a amantes del enduro y las trialeras. El track sigo sin saber por qué no puedo bajarlo con el Explorer y si con Firefox... sigo recomendando usar Firefox.


Nos vemos.
.